atribucion Tag

ModelosAtribución

Modelos de atribución ad-hoc: más allá del último click

Imagina que dispones de un formulario de compra de billete de avión, de una tarificación de un seguro de hogar o de la compra de un smartphone. Ahora, echa un vistazo a las fuentes de tráfico que te traen visitas a ese formulario: ¿qué canal es el que te aporta más?, ¿es posible que el usuario haya tenido más contactos con tu app o con tu página web antes del último click en el que decidió comprar?, ¿existe algún contenido en tu blog que detona el proceso de búsqueda por parte del cliente y que termina en una compra?

En digital podemos medir todas las interacciones de un usuario que preceden al momento de la compra. Y cuando podemos manejar grandes cantidades de datos sobre el mismo evento, es posible llegar a construir una simplificación de la realidad a partir del estudio de comportamientos homogéneos. Nunca llegaremos a estar a en la mente del comprador, pero podemos obtener ciertas conclusiones estadísticamente significativas de los pasos que siguió antes de su decisión de adquirir un producto o contratar un servicio. A esto le llamamos modelos de atribución, o más exactamente de contribución.

Si eres usuario de Google Analytics seguro que has podido echar un vistazo a algunos modelos predefinidos de atribución o modelos estándar. En este post, queremos ir un paso más allá y profesionalizar la función de atribuir éxitos en base a modelos ad-hoc.
LEER MÁS

0
0
Grafo complejo extraido de http://www.math.ucsd.edu/~fan/complex/

De la atribución a la contribución

No existe ninguna verdad fuera del mundo de las matemáticas. […] la filosofía ha muerto, porque de lo que no se puede hablar, mucho mejor es callarse

Tractatus Logico-Philosophicus  L. Wittgenstein []

 

Es difícil opinar acerca de algo después de tan lapidaria sentencia, no obstante, y dado que nos moveremos por la componente matemática del estudio de atribuciones en  campañas de marketing, desafiaremos al Wittgenstein aún a riesgo de socavar los fundamentos de la lógica.

Si en los entornos clásicos, la comunicación del usuario con los diferentes canales se realizaba a través de unos procedimientos establecidos, con pasos perfectamente definidos y con poco margen de interacción entre ellos, con la irrupción en el ecosistema de la empresa del entorno digital, donde el hipervínculo socava las jerarquías, las posibles interacciones de un cliente con la empresa a través de sus activos digitales se convierte cada vez más y más compleja. El enfoque CRM clásico, donde la información es estructurada a partir de grandes bases de datos diseñadas para almacenar y, posteriormente, estudiar y mejorar el customer journey, deja paso a grandes volúmenes de datos que, como comentamos en anteriores posts, tienen sus propias características, aumentando la entropía del propio sistema de información y forzando a la evolución en la forma de abordar el análisis.

LEER MÁS

0
0

¡Suscríbete a nuestra newsletter mensual Stay Sharp!

Para más información

CONTÁCTANOS