Data Strategy: cómo transformar tu compañía

DATA MANAGEMENT DIVISADERO

Data Strategy: cómo transformar tu compañía

La transformación digital comienza con el cambio de cultura en la gestión  y aprovechamiento del dato

Desde hace mucho antes de que se empezara a hablar de transformación digital ya se hablaba de la gestión de grandes cantidades de datos y de las tecnologías existentes para hacer viable este proceso. En sí, hoy, todas las grandes compañías almacenan datos de todas las áreas y unidades de negocio ya sean de fuentes digitales o no, y se reportan otras cientas…

Sin embargo, los gestores y consumidores de la información no han sido capaces de activar los datos con sentido de negocio. Sin duda, “la información es poder” como dice la frase atribuida a Francis Bacon, no obstante, la información, los datos que la grandes compañías guardan no serán un activo de la compañía hasta que ésta no se organice con un sentido y visión de negocio y, lo más importante, se empiece a sacar provecho de ella, es decir, a activarla a nivel estratégico. ¿En cuántas grandes empresas el responsable de los datos reporta al Consejero Delegado? BBVA, como clásico paradigma de transformación digital, anunciaba hace un par de semanas el nombramiento de David Puente, responsable de la estrategia global de datos del banco.  Otras compañías como Telefónica incorporaron el puesto en junio del pasado año al nombrar a Chema Alonso Chief Data Officer. Esta nueva posición pone encima de la mesa la preocupación de las empresas con mayor madurez digital (Barómetro Divisadero 2017)  por el uso estratégico y la gestión del dato.

Porque la gestión del dato ha pasado de ser una responsabilidad del área de tecnología a estar más cerca de la alta dirección con el fin de activarlo estratégicamente. Y, por tanto, generar de un gran cambio interno, de mercado y globalmente.

Pero, ¿cómo conseguimos sacar provecho de todo el dato? La respuesta no está en la tecnología que utilicemos, que sin duda ayudará a terminar un proceso, que no quiere decir activar el dato. La respuesta está en generar un cambio en la cultura de la gestión y aprovechamiento de este.

Esto quiere decir que el primer paso para activar la transformación digital de mi compañía está en que seamos capaces de abrir nuestra mente y aprender en qué y cómo influye un KPI desde el punto de vista estratégico, operativo y táctico, desde el punto de vista de mi departamento y de las áreas involucradas con mi performance y la de mis vecinos. El empezar a pensar en la cadena de valor al completo y no sólo en el trozo de ésta donde desempeño mi día a día. En que seamos capaces de empezar a pensar qué aportamos a la compañía y cuáles son nuestros objetivos como activadores del éxito.

knownledge piramid DIVISADERO DATA

 

Bajo nuestra experiencia, desde DIVISADERO, hemos ido viendo que las organizaciones trabajan en grandes silos, que reportan diariamente cientos de datos que casi nadie tiene tiempo de revisar y que los receptores de la información no los entienden en un contexto global para el negocio y, por tanto, no los activan. Hemos descubierto que las organizaciones están invirtiendo en las mejores tecnologías pero que la madurez del dato y de la gestión de éste se encuentran en una situación totalmente mejorable (aprovechable).

De nada servirá generar informes sobre el performance de un área en concreto si el gestor y responsable de la toma de decisiones no es capaz de conectar esos KPI’s de área con KPI’s activadores de toda la cadena de valor, es decir, de todo el negocio y, a su vez, de transmitir la importancia de estos indicadores a sus equipos más tácticos, y de ayudar a interpretar el significante de estos KPI’s (sobre todo digitales) a la alta dirección.

Vivimos, a día de hoy, sumidos en no querer compartir el dato para que el vecino de al lado no vea cómo voy respecto a los objetivos del mes, y lo que no nos damos cuenta es que esa cultura de trabajo y gestión de dato en silos no hace otra cosa que ir en detrimento del performance del propio negocio.

El compartir el dato y hacer de éste el data-driven de la compañía nos permitirá:

  • Gozar de una mejor salud operativa, estratégica y financiera
  • Optimizar procesos sin grandes gastos
  • Optimizar costes innecesarios o inversiones no rentables
  • Tomar decisiones a detalle y acometer medidas en temas concretos (sin afectar a todo el negocio)
  • Entender mis propios objetivos, los objetivos de otras áreas y ayudarles a mejorar a través de mi propio performance para conseguir los objetivos del negocio
  • Encontrar oportunidades estratégicas y rentables a corto, medio y largo plazo.

 

Y, a empezar a basar mi estrategia de transformación digital en datos vivos y con significado ya que, el cambio de la cultura de gestión y aprovechamiento del dato nos permitirá aflorar gaps que, a día de hoy, no hemos sido capaces de entender por qué no tenemos trazabilidad completa del dato del negocio y, por tanto, a ver cuál es el camino que debo emprender a nivel compañía para considerarme madura digitalmente, y generar una disrupción en mi sector y otros.

Para concluir, el mensaje con el que tanto altos directivos, mandos intermedios y equipos tácticos debéis quedaros es que la inversión en tecnología es importante pero no deja de ser un proceso dentro del journey de la transformación digital. El dato es un activador sí y sólo sí, detrás de esta activación hemos sido capaces de cambiar la cultura de gestión y el aprovechamiento de este. Y que nuestra estrategia de transformación digital empieza en conseguir la trazabilidad del dato de negocio y de conectarlo a una sola visión para que con esos datos seamos capaces de plantear una estrategia exitosa de digitalización.

Let´s make decisions based on facts (intelligent data) instead of based in assumptions and intuitions (fool data)

 

Fuente de las imágenes: Freepik & Starline

No hay comentarios

Envíanos tu comentario

uno + diecisiete =

¡Suscríbete a nuestra newsletter mensual Stay Sharp!

Para más información

CONTÁCTANOS