Por qué la Conversación será el Nuevo Paradigma (Digital)

Esta es una reflexión sobre un cambio de paradigma digital: la conversación como nuevo interfaz de usuario. De las webs a las apps y ahora: “conversational UI”. Un ejercicio de reflexión sobre los retos y oportunidades de la inteligencia artificial (IA) aplicada al entendimiento del lenguaje natural (AI speech recognition or natural language understanding).

Samantha (in response to Theodore): “The heart is not like a box that gets filled up; it expands in size the more you love. I’m different from you. This doesn’t make me love you any less. It actually makes me love you more.”

[HER, 2013, directed and written by Spike Jonze. Produced by Sony Pictures Worldwide Acquisitions (SPWA) / Annapurna Pictures].

 

¿De verdad no estamos cada vez más cerca de ese momento?

No pretendo teorizar sobre las posibilidades de entablar una relación sentimental con tu asistente virtual (reconocimiento de voz basado en inteligencia artificial) o el desarrollo último de lo que se conoce como “natural understanding language”. Solo quiero reflexionar sobre las posibilidades que se abren a partir de ahora cuando damos el salto de un mundo digital generado en base a clicks y taps, a otro en el que recuperamos algo tan sagrado como la tradicional oral entendida como un medio de acción y aprendizaje. Parece como si la tecnología hubiera regalado a la humanidad el retorno al comienzo de la tradición oral pre-socrática como vía de creación. El poder creador del lenguaje.

Personalmente llevo años estudiando y aprendiendo sobre las posibilidades del lenguaje como medio creador de realidad. En 2011 me certifiqué como coach teniendo como libro de cabecera la Ontología del Lenguaje de Rafael Echeverría: “Lo social, para los seres humanos, se constituye en el lenguaje. Todo fenómeno social es siempre un fenómeno lingüístico” . Ese mismo año en octubre, SIRI (Speech Interpretation and Recognition Interface) vio la luz en su primera release. Yo tuve oportunidad de vivirlo en directo casi un año más tarde:


Tengo que reconocer que aquella noche me pasé más de una hora hablando con “ella” hasta que le saqué que me cantara “la cucaracha”.

Llámame “freak!” y estaba comprobando en mis propias carnes, la posibilidad de crear realidad con un asistente virtual, con un “trozo” de inteligencia artificial (IA). Y sí, fue posible.

 

Este fin de semana mi hermano me generaba la típica pregunta de ansiedad digital, ¿has oído hablar de VIV? Al ver que tan solo habían pasado cinco días después desde que el creador de Siri, Dag Kittlaus, enseñara al mundo la primera demo pública de Viv en el marco de la conferencia TechCrunch Disrupt NY 2016, la ansiedad se tornó en tranquilidad. Y después al procesar toda la información, se me fueron las manos al teclado. La ansiedad se transformó en ebullición intelectual. Estas líneas no creo que ofrezcan mucha claridad al lector, quizás porque se trata de un “vómito” de reflexiones que me asaltan al dimensionar las oportunidades y retos que aparecen ante el desarrollo de lo que se puede conocer como el nuevo paradigma digital.

 

Hace 3 años que Google lanzó la búsqueda basada en conversación en su navegador Chrome. Y esto empezaba a ser un ejercicio de reflexión a mayores. Posiblemente el director de HER, Spike Jonze, tuvo alguna ocasión de conversar con algunos de los creadores de reconocimiento de voz basado en sistemas de inteligencia artificial, ¡váya usted a saber!. Y lo cierto es que un año más tarde se estrenaba su película HER.

¿Dónde estamos ahora en lo que respecta a IA? Facebook adquiere wit.ai, Apple comercializa su Homekit, Amazon hace lo propio con Alexa, Spotify firma un acuerdo con MindMeld, ¿realmente está en el hogar el límite de la inteligencia artificial?, ¿Y dónde quedan todas esas conversaciones? Hoy en día hemos sido capaces de transformar en dato cualquier interacción sea digital o no #datafication, ¿y ahora dónde queda el espacio para la optimización cuando la conversación lo centraliza todo?, ¿Acaso estamos entrando en el juego de la seducción como vía de mejora de resultados? La conversación es la única vía de mejora. ¿es acaso el poder del lenguaje el que determina ahora las capacidades de procesamiento de datos en este nuevo entorno?  Esto es algo muy grande.

¿Por qué hacer uso de SQL, Python, R o Hadoop para procesar grandes cantidades de información?, ¿Y si Viv o Siri lanzaran sus propias “queries” sobre Google Big Query o Amazon Web Services? A fin de cuentas estaríamos hablando de una forma estándar de “Query Language”. De hecho posiblemente la forma más natural de todas: La conversación. 

Algunos ya bautizan a los sistemas virtuales de IA como  “the intelligent interface for everything.” y yo no dejo de preguntarme cuál es el siguiente paso y cómo afecta el resurgir de un nuevo interface universal con el mundo digital actual y la gran cantidad de retos que hoy por hoy no estaban solucionados al 100%:

Espero que esto no acabe como en el pasado. Todos recordamos una experiencia negativa entre ser humano y máquina:

HAL: I’m afraid. I’m afraid, Dave. Dave, my mind is going. I can feel it. I can feel it. My mind is going. There is no question about it. I can feel it. I can feel it. I can feel it. I’m a… fraid. Good afternoon, gentlemen. I am a HAL 9000 computer. I became operational at the H.A.L. plant in Urbana, Illinois on the 12th of January 1992. My instructor was Mr. Langley, and he taught me to sing a song. If you’d like to hear it I can sing it for you.

[2001: A Space Odissey, 1968, directed by Stanley Kubrick and written by Stanley Kubrick & Arthur C. Clarke. Produced by Metro-Goldwyn-Mayer (MGM) / Stanley Kubrick Productions]

 

Estamos en el umbral de un nuevo espacio de transformación de la estrategia digital basada en el poder de la conversación como nuevo campo de juego en la generación de interacciones con el usuario. O acaso como Dag Kittlaus decide llamarlo “el próximo paradigma”. Los años 90 dieron a luz a la web, la década del 2000 a las apps y ahora nace la conversación como el nuevo interface con el usuario.

“estamos en el umbral de un nuevo espacio de transformación de la estrategia digital basada en el poder de la conversación como nuevo espacio de generación de interacciones con el usuario”

 

El reto que se presenta es trasladar nuestra visión actual basada en optimizar la llamada o el hit de una web o un sdk a un servidor, a las reglas que fija un asistente virtual. Al tratarse de averiguar la intención del usuario mediante el entendimiento del lenguaje natural, creamos un filtro o una intervención artificial -la del asistente virtual. Este o esta traduce la intención del usuario mediante un sistema de programación avanzada -”dynamic program generation” en el caso de Viv. En definitiva se trata de un software dinámico que se está generando por sí mismo en cuestión de milisegundos  y que formula una query en función de la intención que ha adivinado del usuario (reconocimiento de voz y entendimiento de lenguaje natural).

Si lo llevamos al mundo de las compras digitales o ecommerce, ¿qué ocurriría con el asistente virtual cuando elige por defecto un buscador que no es el habitual del usuario?, ¿Qué ocurriría si el asistente virtual define sus propias reglas de posicionamiento? Solo por hacer tangible el cambio de paradigma con un ejemplo sencillo, y si finalmente Viv rueda en IOS, su preferencia será la de buscar en Bing en lugar de en Google por defecto. ¿Estamos preparados en España para optimizar orgánicamente nuestros activos digitales donde la cuota de un buscador como Google supera el 95%? Búsquedas de vuelos, búsquedas de restaurantes más cercanos, resumen de actualidad sobre un titular de actualidad, etc. Todo puede llegar a cambiar.

Si optamos por traducir e-commerce a  “conversational commerce” habría que repensar las disciplinas actuales de la estrategia digital. Esto podría llegar a suponer que tenemos que rediseñar cómo hoy en día entendemos las redes sociales, la estrategia de contenidos, el posicionamiento orgánico o el concepto de conversión en nuestros activos digitales. ¿Acaso tenemos que seducir a una asistente virtual para posicionar nuestros productos?; ¿La mejor elección de compra vendrá determinada por una estrategia de contenidos dirigida a seres humanos o a asistentes virtuales?, ¿Cómo aprende el asistente virtual sobre las mejores opciones de compra?. La experiencia de usuario en un proceso de compra se redefine y ahora hablamos de facilitar la conexión con un asistente virtual, ¿acaso ya no importa el diseño y solo la conversación?

 

Demasiadas preguntas y un sinfín de retos y oportunidades por afrontar. Solo permanece constante la máxima de Heráclito:

“Todo fluye, todo cambia, nada permanece” -Heráclito.

 

Y retomando la conversación de inicio con Samantha: ”(…) I’m different from you. This doesn’t make me love you any less. It actually makes me love you more.” El nuevo interface de usuario basado en la conversación con un asistente virtual soportado en IA es diferente a la realidad digital actual -basada en de clicks y taps iniciados por un ser humano. Y esto no lo hace menos retador. De hecho, hace que esta nueva realidad digital sea más apasionante si cabe.

 

Bienvenidos, de nuevo, al poder de la conversación. Quizás la tradición oral presocrática está más viva que nunca.

Anexo al post del 19 de mayo de 2016 [Google presenta su Google @ Home – Google I/O 2016]. Se trata de un vídeo demo y no de una demo en directo. Y no deja de confirmar el hecho de que la conversación es el nuevo paradigma digital. Tendremos que esperar al evento para Developers a finales de este mes en San Francisco. De momento ahí os dejo el vídeo.