Chatbot: un pequeño ayudante digital

chatbots

Chatbot: un pequeño ayudante digital

Una de las principales tendencias de la industria MarTech, hoy en día, consiste en poner la tecnología al servicio de las personas, democratizando el dato y convirtiendo los procesos técnicamente complejos en tareas fácilmente manejables. Si le sumamos a esta tendencia la ley del mínimo esfuerzo innata a los seres humanos, obtendremos los Chatbots, la criatura de la que seguro habéis escuchado hablar.

Los chatbots son pequeños programas de Inteligencia Artificial, cuya función es comunicarse con los humanos en lenguaje natural y realizar tareas que se les plantean. Los ejemplos más comunes son: hacer una reserva en un restaurante, pedir comida a domicilio, comprar o modificar un vuelo, adquirir un producto o servicio, etc. En las palabras de Mark Zuckerberg, el objetivo de los chatbots es ayudarnos a comunicarnos con un negocio de la misma manera como nos comunicamos con nuestros amigos.

Chatbot JustEat UK

El hábitat natural de un chatbot son las aplicaciones de mensajería: Facebook Messenger, Slack, Kik, WeChat y Telegram, por mencionar las principales (WhatsApp de momento se declara botfree aunque hay especulaciones sobre el cambio de esta política). Esto constituye una gran ventaja para el usuario, porque ya no va a tener que recurrir a distintas apps según la necesidad que tenga, perdiendo así tanto el tiempo como la memoria de su dispositivo móvil. Los chatbots se adaptan al medio más cómodo para el usuario, siguiendo la idea de facilitarle al máximo la comunicación con la marca.

El objetivo principal de un chatbot es mejorar la experiencia de usuario. Ya sea para reservar el restaurante para esa cena especial o elegir el asiento para el próximo vuelo, la idea es que la tarea resulte más cómoda que mediante los canales más tradicionales (llamar por teléfono, hacerlo por su cuenta en la web o presencialmente, o incluso contactar con el soporte en redes sociales). Además, ya que el chatbot puede fácilmente acceder a la información del usuario en cuestión de milisegundos, éste se ahorra tiempo (¡y nervios!) en dar sus datos personales para su correcta identificación.

Un aspecto importante que distingue a un chatbot de los asistentes virtuales como Siri o Cortana, al que quizás ya estemos más habituados, es que un chatbot no tiene por qué seguir el patrón de pregunta-respuesta. Al contrario, es capaz de cambiar de tema, proponer temas alternativos, e incluso bromear o reaccionar de manera emocional – como el chatbot de Christian Grey, por ejemplo, que imita el discurso del famoso personaje de la novela Cincuenta sombras de Grey.

Chatbot Christian Grey

 

Una vez establecida la definición de los chatbots, veremos algunos ejemplos de distintas industrias y temáticas:

 

UBER

La comodidad de reservar un viaje en sólo unos clicks, sin tener que descargar la app.

 

HEALTHTAP

Conexión en tiempo real con 100,000+ médicos en Estados Unidos; adicionalmente, al tratarse de información médica, el chatbot requiere aceptar los términos antes de seguir.

Chatbot HealthTap

TOMMY HILFIGER

Un asistente de compras en solo un par de clicks.

Chatbot Tommy Hilfiger

KLM

Con solo un emoji, este chatbot permite solicitar direcciones a los restaurantes más cercanos, cajeros, tiendas, lugares de interés, etc.

 

VISABOT

Un consejero virtual para los inmigrantes que solicitan el visado a Estados Unidos.

Chatbot Visabot

 

SKYSCANNER

Una búsqueda personalizada del viaje más óptimo.

Chatbot Skyscanner    Chatbot Skyscanner

BFF TRUMP

Y, para terminar, un chatbot de suma utilidad que nos permite conocer las opiniones del presidente estadounidense acerca un abanico de temas, o, en sus propias palabras, “desde los muros hasta las mujeres”.

Chatbot BFF Trump

 

Fuente imagen destacada: graphicmama.com

No hay comentarios

Envíanos tu comentario

17 − tres =

¡Suscríbete a nuestra newsletter mensual Stay Sharp!

Para más información

CONTÁCTANOS